viernes, 28 de enero de 2011

El Dia En Que Los Platos Voladores Vinieron

El día en que los platos voladores vinieron, Por Neil Gaiman.

Ese día, los platos voladores aterrizaron. Cientos de ellos, dorados,
Silenciosos, bajando desde el cielo como grandes copos de nieve,

Y la gente de la tierra se paró y miró mientras ellos descendian,
Esperando, con la boca seca, para descubrir lo que en su interior nos esperaba
Y ninguno de nosotros sabía si estaríamos aqui mañana
Pero tu no notaste esto, porque
Ese día, el dia que los platos voladores vinieron, por alguna coincidencia
Fue el dia en que las tumbas entregaron a sus muertos
Y los zombies se levantaron a través de suave tierra,
irrumpiendo, arrastrandose, sin brillo en los ojos, imparables,
Vinieron hacia nosotros, los vivos, y gritamos y corrimos,
Pero tu no notaste esto, porque
El dia de los platillos, que tambien era el dia de de los zombies, fué
Ragnarok también, y las pantallas de los televisores nos mostraron
Una nave construida de uñas de muertos, una serpiente, un lobo,
 Mucho más grandes de lo que la mente podria soportar,
y el camarógrafo no pudo
  alejarse lo suficiente, y los Dioses salieron
Pero tu no los viste venir porque
En el dia de los platillos-zombies-lucha de dioses
las compuertas se rompieron
  Y cada uno de nosotros fue envuelto por genios y espíritus        
Ofreciendonos deseos, y maravillas y eternidades
Y encanto, e ingenio y Verdad
corazones valientes y ollas con oro
  Mientras gigantes caminaban a través       
de la tierra, y abejas asesinas,
  Pero tu no tenias idea de nada de esto porque
Ese día, el dia de los platillos, el dia de los zombies,
Ragnarok y hadas
El día que los grandes vientos llegaron
Y las nieves, y las ciudades se volvieron de cristal, el día
que todas las plantas murieron, los plasticos se disolvieron,
El día en que las computadoras encendieron sus pantallas
diciendonos que obedeceriamos,
El día en que ángeles, ebrios y confusos, tropezando en los bares,
 Y todas las campanas de Londres sonaron,
El día en que los animales nos hablaron en Asirio, el día del Yeti,
El día de las capas ondeantes y de la llegada de
la Maquina Del Tiempo,
No notaste nada de esto, porque
estabas en tu cuarto, sin hacer nada,
ni siquiera leyendo, no realmente, solo
mirando a tu teléfono,
preguntándote si acaso yo llamaria.

4 comentarios:

Mariano dijo...

A todos nos puede pasar. Hay ciertas circunstancias por las cuales uno se olvidaría del mundo. Y justamente son por hechos inmensamente simples como ése.

Valebé dijo...

Genial. Genial. Para pensarlo.

Nico dijo...

Siempre esperamos a que el otro llame.

Abrazo grande.

Sweet Desire dijo...

...lo senti demasiado personal... ¬__¬
Fuck! ya no quiero esperar a ver si llama...