domingo, 28 de marzo de 2010

Pero dos que se quieren se dicen cualquier cosa...


En el principio eran dos. Pero no lo sabian. Todo comenzo casi como un juego...porque las batallas eran de metira y las peleas no llegaban a ser ecos de reclamos.
El solo queria divertirse y se lo advirtio desde el principio, ella dijo no importarle, daba igual el que cualquier otro, pero eso era lo que ella queria creer.
El tiempo paso y los dos se pusieron mas serios y calculadores...el adivino su secreto y comenzo a ocultarle sus noches perdidas...ella fingia que en el mundo de el no existia nadie mas, y en secreto se derrumbaba un poco mas.
Se despidieron mil veces, escribieron prologos infinitos de adioses que nunca existieron, siempre volvian al principio, el por deseo y necesidad, ella por amor y esperanza secreta.
Las lunas pasaban y nada cambiaba...ella esperaba silenciosa, el se cambiaba de mascara a cada rato, vivia sus multiples vidas...El la recordaba y la olvidaba constantemente, ella tomaba conciencia de que el abismo se abria cada vez mas y un dia todo terminaria, se despertaria de la pesadilla con forma de sueño...
Pasaron unos cuantos años y el cansancio y el desengaño jugaron su partida...todo se modificaba lenta pero irreversiblmente.
Un dia como cualquier otro, mientras ella fingia vivir su vida supo que el habia decidido contruirse una familia con casamiento e hijo no nato incluido. Pero ella no figuraba por ningun lado en estos planes de el.
Podria ser esto verdad? Murio por un rato, para ver si asi se despertaba de esto que parecia ser una pesadilla...cuando volvio, todo seguia exactamente igual. Todo era verdad.
Sangro por un tiempo, pero al cabo, tras un par de caidas mas decidio seguir viviendo. Hasta llego a perdonarlo, pues sabia que desde un principio su amor no fue correspondido y ella era en parte culpable de haber seguido su juego. Incluso llego a perdonarlo.
Pudo alcanzar cierta estabilidad emocional, pudo decir que lo peor habia pasado, que hasta podria ser feliz, que Sabina mentia al decir que los amores que matan nunca mueren.
Pero un dia sus destinos se cruzaron de nuevo, y como viejos amigos, como si nada hubiera pasado se pregutaron por sus cosas, se contaron sus novedades y sus proyectos, recordaron viejos tiempos se disculparon y se rieron. Antes de despedirse el le confeso casi al pasar, que siempre estaria enamorado de ella, que la amaba a su manera, pero que su camino estaba decidido. A ella se le saltaron las lágrimas junto con un ¿porque mierda no te quedaste conmigo? el respondio que le gano el temor a que llegaran a un callejón sin salida, pero que era verdad, creer o no estaba en ella. Déjandola con un millon de palabras en la boca y los ojos inundados, se fue antes de tiempo...


Su manera de comprometerse fue darse a la fuga....



(Todavia su amor me da descargas..)

5 comentarios:

Jok€r dijo...

muy linda historia, las verdaderas nunca terminan, y sobre todo muy lindo la frase final de los redondos se acomoda muy bien con la historia que por cierto es triste y por eso me gusta mas =) te leo

Paris_In_Flames dijo...

ademas de triste es verdadera, le ha pasado a alguien...

rha dijo...

"El solo queria divertirse y se lo advirtio desde el principio, ella dijo no importarle, daba igual el que cualquier otro, pero eso era lo que ella queria creer."

La "ludopatía", jugar por placer, aunque se sepan las reglas, al final se hacen trampas...al final siempre es peligrosa,

me gusto el texto^^

Jok€r dijo...

jaaa me suena que le paso a alguien de este blog jaja beso!

Sweet Desire dijo...

In Deed amiga!! asi fue, asi paso y asi seguira pasando...